Diseño de la línea frontal a un hombre con alopecia antes de su trasplante capilar

Nuestros pacientes hablan: Testimonio tras un injerto capilar

El injerto capilar es una intervención que cambia en gran medida la vida del paciente, haciéndole recuperar la confianza en si mismo/a, repoblando zonas que ya se daban por perdidas y potenciando la función protectora que el cabello tiene sobre el cuero cabelludo.

Por eso hoy os traemos la experiencia de Francisco, uno de nuestros pacientes que se ha realizado una cirugía de injerto capilar en nuestra clínica de Galicia, en Pontevedra.

La decisión de someterse a un injerto capilar

Como Francisco nos contaba, ya se había sometido a una intervención con técnica FUSS años atrás con la que había quedado satisfecho en su momento pero que con el paso de los años resultó no ser suficiente para mantener su densidad capilar. 

Por ese motivo, al conocer que Hospital Capilar abría sus puertas en Pontevedra no lo dudó y solicitó su diagnóstico gratuito para que nuestro equipo valorase su caso y de ese modo pudiesen determinar la viabilidad de la cirugía y qué poder esperar de ella.

La importancia del diagnóstico

El diagnóstico capilar es clave en el proceso del injerto

Tras reunirse con nuestro equipo pudieron comprobar que su cuero cabelludo era apto para realizarse una segunda intervención, ya que incluso con la zona que no podría tocarse tras la intervención con la técnica FUSS, todavía se podían extraer unas 2000 unidades foliculares, lo que garantizaría una buena redensificación de la zona frontal y superior del cuero cabelludo.

La técnica utilizada esta vez sería la técnica FUE o Follicular Unit Extraction con bisturí con punta de zafiro, para garantizar una mayor redensificación y provocar un menor sangrado durante la operación. 

Una vez comunicadas las normas preoperatorias tan sólo quedaba esperar al día de la intervención.

Los días previos: Prepararse para un injerto

Francisco sabía que las normas preparatorias son algo que se debe tomar en serio, ya que pueden influir de gran modo en el proceso de la cirugía.

15 días antes

Durante los 15 días previos a la intervención, Francisco siguió al pie de la letra las indicaciones del equipo médico en cuanto a qué medicación podía tomar y qué tratamientos suspender en caso de que resultasen incompatibles.

Además, sabía que no podía realizar deporte para evitar un sangrado excesivo durante la cirugía, ya que si se sigue practicando deporte con regularidad hasta la intervención, el trabajo resulta más complicado ya que una gran cantidad de sangre no deja ver con claridad la zona a intervenir. 

Francisco también estuvo atento a si presentaba caspa o sufría picores en el cuero cabelludo, ya que estos son factores a comentar con el equipo de clínica.

7 días antes

Durante los 7 días anteriores Francisco no tomó bebidas alcohólicas o estimulantes de ningún tipo, como pueden ser el café o las bebidas con teína.

1 día antes de la cirugía

El día anterior debía tomar la medicación que nuestro equipo le había indicado, para tener el cuero cabelludo a punto para la intervención. 

El mismo día de la intervención

Cuando por fin llegó el día del injerto capilar, Francisco desayunó con normalidad evitando café o bebidas estimulantes. 

Además, se lavó el cabello solo con champú, tal y como le habíamos indicado en clínica, ya que no se deben utilizar otro tipo de geles o lociones que puedan dejar restos en el cuero cabelludo.

Además, Francisco sabía que debía venir con una prenda tipo camisa, que pudiese abrocharse y desabrocharse para no tener que ponerse la ropa por la cabeza, con el riesgo que eso conlleva de que alguna unidad folicular sea dañada.

Sensaciones durante el injerto capilar

Sensaciones durante el injerto capilar

Una vez en la clínica, Francisco se mostró tranquilo y animado ante la intervención, ya que tenía la seguridad de saber que estaba en buenas manos.

La confianza en el equipo médico es clave y Francisco sabía que estaba en manos de grandes profesionales con gran experiencia en el sector capilar a sus espaldas.

Además, la transparencia de nuestro equipo, al explicarle paso por paso las etapas del injerto y sabiendo en todo momento en qué fase consiguió que no se impacientase.

Posoperatorio de un injerto capilar 

Al igual que sucede con las normas preoperatorias, en el posoperatorio deben seguirse una serie de normas para que el injerto capilar evolucione del mejor modo así como conseguir que el cuero cabelludo se recupere lo antes posible.

Estas normas fueron facilitadas a Francisco por nuestro equipo médico y seguirlas al pie de la letra consigue que su posoperatorio sea mucho más llevadero y agradable.

Cura de las 24 horas

El día siguiente a la intervención nuestro equipo le esperaba en clínica para proceder a la primera cura, en la cual se le lavó el cabello y se aplicó una crema específica en la zona donante para ayudar a su cicatrización. 

Cura de los 10 días

Cura de los 10 días

A los 10 días, Francisco volvió de nuevo a la clínica para proceder al descostrado. A la vez que se lava el cuero cabelludo, se va aplicando un champú específico con el cual, mediante un ligero masajeo, se consiguen desprender las costras que se han formado en la zona receptora. 

Próximas revisiones en Hospital Capilar

Tras estas dos curas iniciales, Francisco tendrá que volver para la revisión de los 6 meses y posteriormente la del año en las que ya podremos ver una gran evolución que estamos deseando poder compartir para aquellos que no se terminan de animar a dar el paso de realizarse un injerto capilar. 

Pasillos de quirófano de Hospital Capilar Madrid

Tu diagnóstico capilar SIN COSTE

En Hospital Capilar estamos a tu alcance para resolver todas tus dudas sobre el injerto capilar e indicarte de forma personalizada qué es lo mejor para tu caso particular. ¡Te esperamos!

🌐

¡Solicitar mi Diagnóstico Gratuito!

Pide información y elige tu HAIR REVOLUTION BOX

Al enviar el formulario, aceptas la política de privacidad.