Tipos de pelo que existen

Tipos de pelo que existen

¿Sabes todos los tipos de pelo que existen y por qué es importante conocerlos? Definir nuestro tipo de cabello es imprescindible si queremos cuidar nuestro pelo como realmente se merece; de nada sirve por ejemplo usar un champú para pelo graso si de normal lo tenemos seco.

Por esa razón, aprender a definir nuestro tipo de pelo es una tarea que nos ayudará a saber en profundidad qué podemos hacer para que nuestra salud capilar esté en su mejor estado posible.

No te pierdas este artículo donde te contamos todo lo necesario sobre los tipos de pelo que existen:

Tipos de pelo que existen y debes conocer

A continuación te mostramos la lista completa de los tipos de pelo que existen, de forma que puedas identificar el tipo de cabello que tienes. Recuerda acudir a un especialista si quieres que te indique qué puedes hacer para cuidar tu pelo de forma personalizada teniendo en cuenta todo lo que influye en su estado actual.

Cabello en función del grosor

El grosor es una de las cosas que influyen en el estado visual del cabello, e incluso pueden hacernos pensar que tenemos una falta de densidad o más volumen, en función de cómo esté. Podemos definir el grosor en tres tipos bien diferenciados:

El pelo fino

El pelo fino puede ser más o menos quebradizo, pero destaca por tener menos volumen de lo habitual. En general la dureza de este pelo es menor que los más gruesos.

Aunque podemos tener el pelo fino de forma genética, también debemos de estar atentos a la miniaturización del cabello. Mientras uno ocurre porque nuestro pelo es así, el otro se produce por una problemática capilar donde el cabello se vuelve más y más fino hasta desaparecer.

En estos casos debes de acudir a un especialista en salud capilar como los que puedes encontrar en Hospital Capilar, que te ayudarán a saber qué puedes hacer para cuidar tu pelo y evitar la miniaturización.

El cabello normal

El cabello normal es aquel que no es ni muy fino ni muy grueso. Estos son los casos donde más se nota si se produce una miniaturización exagerada, y donde el pelo se vuelve quebradizo en exceso si no lo cuidamos bien.

El pelo grueso

El pelo grueso pesa más, ocupa más y tiene más volumen. Por esa razón, sus cuidados son distintos a los del pelo liso y es importante diferenciarlos bien si queremos cuidar el cabello de forma específica en función de sus necesidades.

Pelo en función de su textura

La textura también difiere mucho en función del tipo de pelo y viene muy definida por la producción de sebo que tenga nuestro propio cuero cabelludo. En función de nuestras glándulas sebáceas el pelo será más o menos graso, y es algo que es muy importante cuidar si queremos que nuestro pelo se vea limpio y con brillo.

El pelo seco

El pelo seco es el que menos sebo produce. Esto significa que puede mantenerse visualmente más limpio que el graso. Eso sí, un mal cuidado hará que se vea quebradizo y con una textura que recuerda a la paja.

Por esa razón, este cabello necesita de una hidratación extra para mantenerse en mejor estado y lucir sano y con brillo.

El cabello normal

Este digamos que sería el estado perfecto del pelo. Se ve con brillo y ni demasiado graso ni demasiado seco. En estos casos es importante mantener el cuidado del cabello usando productos específicos para cabellos normales.

El pelo de tipo mixto

Este tipo de pelo destaca por ser en su mayoría graso pero en las puntas más seco, lo que hace que sea difícil de controlar el peinado. Suele ser un cabello más de lo común de lo que se piensa, y muchas veces viene producido por un uso excesivo de productos dañinos en el cabello que acaban afectando a su estado.

El cabello graso

El cabello graso tiene una producción de sebo mayor de la habitual, lo que hace que sea más fácil verlo con suciedad. Por esa razón, normalmente el pelo graso necesita de más lavados a la semana que el cabello normal, muchas veces incluso a diario, y el uso de productos específicos que ayuden a regular el sebo. 

brown hair on white textile

Cabello en función de la forma y densidad

Además de los puntos anteriores, hay otro que también influye notablemente en cómo se ve nuestro pelo: la forma y la densidad que se tenga. A continuación, te mostramos los tipos más comunes:

El pelo liso

El pelo liso es aquel que no tiene ninguna onda. El que sea lacio influye notablemente en el volumen del pelo, haciendo que se tenga mucho menos volumen que por ejemplo en los cabellos más rizados.

El cabello más o menos ondulado

Entre el pelo lacio y el rizado existe el ondulado que, como bien dice su nombre, son las ondas que se forman en el cabello. Aunque se pueden crear ondas de forma artificial con los aparatos adecuados, en este artículo hablaremos de las ondas que se tienen en el cabello de forma natural.

Ondas muy ligeras

Las ondas muy ligeras son bastante comunes y muchas veces reciben el nombre de waves, al ser muy sutiles y recordar al dibujo de las olas.

Ondas de tipo suave

Las ondas suaves son un poco más onduladas que las muy ligeras, pero siguen siendo un toque simplemente, tan suaves que incluso es común que este tipo de ondas sean solicitadas para eventos y similares donde se busca un resultado natural.

Las ondas bien definidas

En cambio, las ondas bien definidas, como bien dice su nombre, son aquellas que están muy bien definidas y, sin llegar a ser rizos, la ondulación queda muy clara.

El pelo rizado

Después de las ondulaciones vienen los rizos, uno de los tipos de cabello de los que más se está hablando actualmente por el famoso método curly para definir los rizos. Pero, ¿qué tipos de rizos existen?

El rizo abierto

Es, como bien dice su nombre, el más abierto de todos de tal forma que puede confundirse casi con una onda. La diferencia principal es que la forma del pelo es rizada y no ondulada.

Los rizos en espiral

En este tipo de cabello el rizo es una espiral. A partir de este rizo ya es más común encontrarnos con una peculiaridad que influye en el injerto capilar: el cabello por dentro crece en forma de garra en vez de recto, lo que hace que el injerto capilar en pelo rizado sea más complicado de lo que podríamos pensar.

El rizo apretado o muy apretado

El rizo apretado crece en espiral pero en vez de ser bucles los rizos están muy pegados unos a otros. En estos casos el método curly suele ser una forma muy extendida de cuidarse los rizos para definirlos correctamente.

Los rizos en tipo zigzag

El pelo en zigzag, como bien dice su nombre, crece en zigzag. Esto hace que sea todavía más complicado de extraer las unidades foliculares en el injerto capilar en pelo rizado y sea necesario acudir a especialistas en injerto capilar que sepan realizar la extracción de la mejor forma posible.

Los rizos muy definidos

Otro de los rizos más comunes de encontrar son los muy definidos; en éstos, el rizo es muy visible y complicado que pierda su forma, lo que requiere de cuidados especiales para mantenerlo.

Por qué es importante conocer los tipos de pelo que existen

Saber los tipos de pelo que existen es imprescindible si queremos cuidar el cabello de forma adecuada. Cuando desconocemos qué necesidades básicas necesita el pelo es normal que no lo cuidemos adecuadamente, y es entonces cuando nuestra salud capilar se degrada.

Por esa razón, hablar con especialistas en el cabello que sepan indicarnos adecuadamente es algo que nos ayudará a buscar las soluciones capilares adecuadas para nuestro pelo.

En Hospital Contamos con una red de partners especialistas en el cabello donde podrán ayudarte en muchos aspectos de tu pelo, y que te derivarán a Hospital Capilar cuando necesites una solución médica para tu caso.

Diagnóstico médico de una mujer con alopecia androgenética

Cuida de tu cabello en Hospital Capilar

En Hospital Capilar somos expertos en medicina capilar. Disponemos de un equipo médico experto con el que reducir la caída del cabello y mantenerlo en las mejores condiciones. ¡Solicita tu primer diagnóstico sin coste!

🌐