Sanitario implantando folículos en un injerto de cejas
28 de junio de 2023

Cómo cuidar las cejas injertadas

Tras someternos a un injerto de cejas es fundamental saber cómo cuidar las cejas injertadas no sólo para conseguir los mejores resultados, sino también para mantenerlas en el tiempo. No hay que olvidar que el implante de cejas es una cirugía que requiere de cuidados posoperatorios y, tras el posoperatorio, tener en cuenta también indicaciones para lucir las cejas impecables.

Desde Hospital Capilar, clínica experta en cirugías capilares en España, te contamos cómo cuidar las cejas injertadas para que lo realices correctamente y no te quede ninguna duda al respecto.

Qué tener en cuenta para cuidar las cejas injertadas

La alopecia de cejas a causa de una depilación excesiva, quemaduras, cicatrices u otro tipo de enfermedades es muy habitual. Aunque existen técnicas de simulación del pelo como la micropigmentación o el microblading que ofrece buenos resultados, no es tan natural como los resultados del injerto de cejas. Al ser el propio pelo de la persona el que se implanta para rellenar las cejas, los resultados son mucho más naturales y duraderos, ya que si se realizan los cuidados adecuados no caerá el pelo de las cejas.

Por lo tanto, es importante saber cómo cuidar las cejas injertadas una vez realizado el injerto de cejas. A continuación te mostramos las indicaciones clave que deberás seguir si te sometes o has sometido a un trasplante de cejas.

Acudir a las curas en clínica

En Hospital Capilar realizamos un exhaustivo seguimiento médico de los pacientes que se han realizado cualquier tipo de cirugía capilar. En el caso del injerto de cejas, es importante acudir a clínica al día siguiente de la intervención, ya que el equipo sanitario realiza la cura de las 24 horas. También se cita otra a los 10 días donde se realiza el descostrado y otro lavado en clínica. Acudir a cada una de ellas es imprescindible para desinfectar las zonas intervenidas y ver la evolución del implante de cejas.

Mantener las cejas limpias e hidratadas

Lavar las cejas después de un injerto de cejas tal y como recomiendan los sanitarios es también muy importante. Hay que mantener la zona limpia e hidratada para evitar el desarrollo de infecciones que puedan comprometer la salud de los injertos, de lo contrario podrían incluso desprenderse los folículos injertados.

Los primeros días tras el injerto de cejas se debe aplicar el Foam Champú sin frotar, únicamente depositando la espuma en las cejas. Para aclarar, se interpondrá la mano entre el caudal del agua y las cejas para evitar que el chorro impacte directamente en la zona intervenida. Además, deberemos hidratar la zona frecuentemente usando el spray termal, lo que calmará las posibles molestias como picor o escozor que podamos tener. Es importante realizar los lavados diariamente, de esta manera reduciremos considerablemente el desarrollo de infecciones.

No arrancar el vello de las cejas ni manipular los injertos

Alrededor de la primera semana del injerto de cejas aparecen las costras. Éstas es fundamental no arrancarlas ni manipularlas, ya que caerán solas y con los sucesivos lavados. Además, es importante también no arrancar el vello, lo que implica la depilación. De lo contrario, los injertos podrían verse seriamente comprometidos y caerse haciendo que el resultado del implante de cejas no sea el esperado.

Evitar el deporte durante las primeras semanas

Durante las primeras semanas es importante evitar la sudoración y ejercicios que supongan ejercer presión, lo que supone no practicar deporte durante el primer mes. A los quince días podemos retomar un ejercicio ligero que no implique sudar, pero es al mes cuando se podrá retomar nuestra rutina de deporte habitual.

Evitar la exposición solar directa

De la misma forma que el sudor perjudica a los injertos, el sol también. Una exposición solar directa y prolongada puede provocar quemaduras en la zona intervenida, además de pigmentar de color oscuro las cejas, ya que se encuentran en pleno proceso de cicatrización. Por lo tanto, es importante evitar el sol durante los primeros meses tras el implante de cejas. Para ello podemos usar sombreros anchos y gorras que no rocen con las cejas y protejan del sol.

No maquillar las cejas

Una de las dudas más frecuentes tras un injerto de cejas es cuándo es posible maquillarlas nuevamente. Lo cierto es que no podremos emplear cosméticos ni maquillaje en las cejas hasta pasado mínimo un mes de la intervención. De esta forma dejamos un tiempo suficiente para que la zona se recupere en condiciones y reducimos la posibilidad de infección en la zona. Una vez transcurrido este periodo mínimo, podemos maquillar las cejas como más nos guste.

No depilar las cejas

Los pacientes que se someten a un injerto de cejas mayoritariamente tienen calvas o falta de densidad en las cejas por una depilación excesiva, aunque también puede deberse a quemaduras o cicatrices. En cualquier caso, no se pueden depilar las cejas como tal con cera o con pinzas ya que comprometeríamos la salud de los injertos. En su lugar, hay que recortar las cejas. No debemos olvidar que el pelo que se implanta en un trasplante de cejas es de la zona baja de la nuca. Éste tiene su propio ritmo de crecimiento diferente al de las cejas, por lo que crecerá más largo y habrá que recortar para igualarlo.

Cirugía de injerto capilar en Hospital Capilar Madrid

Tus dudas resueltas en Hospital Capilar

¿Tienes aún dudas sobre el injerto de cejas? En nuestras clínicas capilares de Madrid, Murcia y Pontevedra te daremos toda la información sobre el implante de cejas. Solicita tu diagnóstico médico sin coste y uno de nuestros asesores capilares expertos te dará toda la información que necesites. 

🌐

SOLICITA TU DIAGNÓSTICO

Al enviar el formulario aceptas la política de privacidad