14 de mayo de 2024

Testosterona y calvicie: ¿Existe relación?

La caída del cabello es un problema que afecta a gran parte de la población, y así lo indica el índice de alopecia en España. Es una afección multifactorial, es decir, puede deberse a distintas causas. Uno de los factores que se suele vincular con el origen de una alopecia es la testosterona pero, ¿cuál es la relación entre testosterona y calvicie? ¿Cómo influye la testosterona en la caída del cabello?  

Icono de revisado

REVISADO POR COMITÉ MÉDICO

Hombre con coronilla en un análisis capilar en Hospital Capilar

¿Cuál es la relación entre testosterona y calvicie?

La testosterona es la hormona sexual masculina encargada de del desarrollo de los genitales y caracteres masculinos, aunque también interviene en otros procesos fisiológicos como el desarrollo óseo. Esta hormona no la tienen únicamente hombres, sino que las mujeres también presentan, aunque en menor medida, niveles de testosterona en el organismo.

La testosterona no provoca calvicie como tal, sino el andrógeno derivado de ésta. Existe una enzima que se encuentra presente tanto en próstata como en los folículos pilosos conocida como enzima 5 alfa reductasa. Esta enzima convierte la testosterona en dihidrotestosterona, un andrógeno que ataca a los folículos pilosos provocando su afinamiento, miniaturización y posterior caída irreversible del cabello generando calvicie.

Por lo tanto, la testosterona en sí no provoca calvicie, sino un andrógeno derivado de ésta conocido como dihidrotestosterona.

¿Es cierto que cuanta más testosterona menos pelo?

No existe ninguna relación entre un alto nivel de testosterona en el organismo y calvicie ya que, como hemos comentado, es la acción de la dihidrotestosterona lo que provoca la alopecia. Por lo tanto, no es cierto que los calvos presenten mayores niveles de testosterona, únicamente una mayor predisposición genética a la acción de la dihidrotestosterona en los folículos pilosos.

¿Cómo afecta la dihidrotestosterona al pelo?

En hombres predispuestos genéticamente a ello, aproximadamente el 5% de la testosterona se convierte en dihidrotestosterona debido a la acción de la enzima 5 alfa reductasa. Este andrógeno circula por todo el organismo hasta llegar a los folículos pilosos del cuero cabelludo, a los que acorta el ciclo de crecimiento de los mismos y vuelve las membranas del cuero cabelludo más rígidas. La consecuencia directa de esto es una menor irrigación sanguínea de la zona, lo que provoca a su vez que el cabello se debilite, se vuelva más fino hasta que, finalmente, los folículos pilosos se atrofian, el cabello cae y deja de salir. Esto es lo que se conoce como alopecia androgenética o androgénica.

En el caso de las mujeres, la alopecia androgenética es de origen multifactorial en los que pueden darse ciertas condiciones, como los ovarios poliquísticos, en donde exista hiperandrogenismo aumentando los niveles hormonales en sangre.

Alopecia androgenética

La alopecia androgenética es el tipo de alopecia más común tanto en hombres como en mujeres. En el caso de los hombres, la caída del pelo por alopecia androgenética comienza a apreciarse en las entradas y coronilla, mientras que en las mujeres se observa un ensanchamiento de la raya del pelo. Se trata de una enfermedad que no tiene cura como tal, pero sí existen ciertos tratamientos para frenar sus efectos e incluso recuperar el pelo perdido, como es el caso del injerto capilar.

¿Se puede frenar la acción de la dihidrotestosterona?

Sí es posible estabilizar la alopecia androgenética frenando la acción de la dihidrotestosterona. Para ello es imprescindible ponerse en manos de médicos especialistas en capilar, ya que los tratamientos requieren prescripción médica y revisiones periódicas.

Fármacos antiandrógenos

Existen dos fármacos ampliamente usados para frenar la caída del cabello por una alopecia androgenética: los inhibidores de la dihidrotestosterona, los cuales disminuyen directamente la producción de este andrógeno; y, por otro lado, los bloqueadores, los cuales impiden el proceso de la unión de la enzima 5 alfa reductasa con la testosterona. Los fármacos en concreto son el Finasteride, de consumo oral, y el Dutasteride, el cual se infiltra en tratamientos de mesoterapia capilar directamente en el cuero cabelludo. Gracias a ellos se consigue frenar la caída del cabello.

Plasma rico en Plaquetas y Minoxidil

De forma complementaria, es altamente beneficioso para conseguir unos mejores resultados aplicar PRP capilar y Minoxidil. El Plasma Rico en Plaquetas no frena por sí mismo la acción de la dihidrotestosterona, pero fomenta el crecimiento del cabello y estimula la actividad folicular. Por otro lado, el Minoxidil es un vasodilatador con el que conseguimos engrosar el cabello recuperando densidad capilar.

Paciente de antes y después de su injerto capilar en Madrid

Frena la caída del cabello en Hospital Capilar ​

En Hospital Capilar contamos con un equipo médico especializado en injerto capilar y tratamientos capilares con el que ponerle fin a la alopecia y recuperar tu cabello. Solicita tu diagnóstico médico sin coste y ponte en manos de expertos. 

SOLICITA TU VALORACIÓN MÉDICA GRATUITA

Al enviar el formulario aceptas la política de privacidad

🌐